El propósito central es

contribuir a la salud de la población.

Es urgente reconocer cuanto hemos sido dañados en nuestro paladar, atrofiando la sensibilidad y negándonos placeres aún desconocidos, de sabores tan sutiles.

 

El abuso de saborizantes, colorantes, aromatizantes, aglutinantes, conservadores, ha convulsionado a nuestro cerebro, rebotando entre el furor y la depresión, con una sobre dosis masiva del sistema de recompensas del placer, con endorfinas y serotoninas sin reposo, en el cerebro del consumidor, atrofiando así su sistema de recompensas, cayendo en depresión profunda, que “se olvida” con otra sobre dosis de estimulantes al comer y beber.  Por el sobre estimulo del paladar, ¡podemos ser incapaces de controlar nuestra voluntad!, que, al superar el nivel de tolerancia, generan dependencia y compulsión descontrolada por consumir sustancias y alimentos.

Por la omisión de legisladores, en la responsabilidad de velar por el bienestar social, otorga a la industria alimentaria y farmacéutica libertad para abusar, que sin ética lucran cometiendo delitos contra la salud pública, también se vulnera la soberanía nacional, al depender de alimentos que crear adicción, no solo estan generando dolor y sufrimiento que se pueden evitar.  También estan debilitando la herencia genética del ser humano, generación tras generación estamos debilitando la fortaleza adquirida por los antepasados. De ahí la necesidad de crear una legislación que regule y limite tales abusos, con una estrategia de incidencia en política pública.

Con este objetivo de prevenir las enfermedades, es que se propone esta coordinación de esfuerzos, para consolidar una economía autónoma, para lograr vincular a la población en una red económica de auto empleo y auto producción de alimentos. Crear una pedagogía de la alimentación distinta a la actual. Cuidar y defender el agua. es una responsabilidad cívica y un derecho fundamental. Acceder al agua de calidad para beber, en cantidad suficiente, es imprescindible para sustituir las bebidas insanas, y así disminuir la diabetes, hipertensión y obesidad. Como frenar la epidemia de enfermedades infecciosas gastro intestinales, cuidar el agua por parte de la ciudadanía es prioritario, también crear una dinámica red de comunicaciones para la educación nutricional y ambiental, y la participación social en el cuidado del medio ambiente, comenzando por atender a la población infantil con sobrepeso.

Necesidades materiales que paso a paso pueden adquirirse:  un centro de procesamiento de datos epidemiológicos, estudio grabación, obtener un campo de cultivo colectivo (rentado en un principio), bodega de procesamiento y empaque de productos agrícolas, y punto de venta.

Esto financiado a través del procesamiento y venta de productos agrícolas.

Evaluando los resultados  a través de contrastar datos de salud que nos permita decidir y corregir acciones de salud y bienestar general de la comunidad, así como comparar el gasto familiar en alimentos. y medicamentos.

Dirigida a la Población INFANTIL malnutrida y desnutrida.

Es urgente, crear redes, acciones, evaluaciones, correcciones y voluntad solidaria con la alimentación, para la propia autodefensa sanitaria y económica, que por consecuencia inicia con la defensa del territorio y el agua, que enfrenta un problema de sobre vivencia si la población no participa. la desaparición de la población ha sucedido ya antes en todo el mundo y  San Cristóbal de Las Casas, ha solicitado pobladores repetidas veces, por la muerte masiva de la población.

 

La Escuela del Cacao KAKAWINIK desea atender la educación alimentaria con estrategias científicas y sociales, comprometida con la honestidad y pasión por el servicio a la educación nutricional con los niños, procurando contribuir a disminuir los problemas de mal nutrición en la población. A través de la prevención en las escuelas publicas que seamos invitados y los vecinos organizados con un mecanismo de epidemiología https://www.infantitele.com

 

El cacao es un buen ejemplo demostrativo del valor funcional de los alimentos y  como el sabor amargo puede ser agradable, es un excelente como ejemplo para introducir al niño a la alfabetización y expresión del lenguaje del sentido del Gusto, a través de otros métodos pedagógicos como los talleres de Sensorialidad del Gusto, demostrando lo dulce del amargo y reduciendo lo amargo del dulce. Sin regaños ni castigos. 

 

Es necesario que el niño tenga experiencias en el proceso y preparación de los alimentos, así como  experiencias poli-sensoriales de degustación, que demuestren la teoría de los sabores, también es importante que el niño pueda expresarse correctamente a través del lenguaje de los sabores, antes de salir de casa a explorar el mundo de la comida fuera de casa, a fin de que cuente con un criterio propio sobre sus gustos y elecciones, un criterio que no haya sido impuesto contra su voluntad, si por una convicción voluntaria, explicada correctamente, por el niño. 

 La escuela del Cacao KAKAWINIK

  1. TIENE EL PROPOSITO DE ayudar a evitar la propagación de la diabetes infantil, de la obesidad, aliviar en la medida de lo posible los problemas de mal nutrición en la población, a través de otra educación alimentaria y la prevención.

  2. TIENE EL PROPOSITO DE  generar y fomentar el auto empleo, capacitando jóvenes para que puedan iniciar alguna actividad económica entorno al cacao, ya sea en el ramo de los alimentos, como de las golosinas, los cosméticos o las terapias naturistas a base de cacao fabricando simplemente chocolates

  3. TIENE EL PROPOSITO DE complementar la economía de curso legal, con una red alternativa de autoempleo e intercambio solidario, que permita superar las crisis, inflaciones, devaluaciones y demás fluctuaciones de la economía.

  4. TIENE EL PROPOSITO DE apoyar a los agricultores procurando crear un mercado local, estable, seguro y diario de la semilla directamente, enseñando y promoviendo el consumo del cacao en la dieta de todos los dias, en la población, generando una demanda diaria de la semilla integral de cacao para superar la dependencia al mercado internacional, además de pagarle un precio justo por su producto. 

  5. TIENE EL PROPOSITO DE generar una sana convivencia en armonía a través de la realización de cursos y talleres, de alimentación, la equidad de género en los roles de de crianza y alimentación de los hijos, de masculinidad. de derecho conciliatorio, de economía del intercambio sin moneda, etc. Realizar ferias y convivios regulares, actividades recreativas sanas para niños.

  6. TIENE EL PROPOSITO DE rescatar el uso cultural y funcional del cacao, ejemplificando a través de las bebidas de origen prehispánico, ofreciendo recetas apropiadas para distintas actividades humanas, y dando taller padres de familia.

Para más información

llame por teléfono 

Participa de un círculo virtuoso de productividad económica comunitaria, un colectivo de autoempleo sin explotarnos unos a otros,  con un modo de funcionar horizontal, con la asamblea para decidir y la conciliación para resolver diferencias, debemos crear los fundamentos sólidos y realistas para resistir la inestabilidad del sistema monetario imperante, sin corromperse a los chantajes y las condicionamientos del mercado laboral, sin ceder al salvaje espíritu de competencia inhumano y despiadado,  crear un sustento sin fluctuaciones ni intereses de la moneda, para superar las crisis  injustas de las  “leyes del mercado”, para no depender del inútil esfuerzo de las temporadas “bajas" de turismo, para enfrentar los imprevistos, etc.

 

Es una propuesta para construir nuestra autonomía económica, para solventar una alimentación sana y estable, a través de un  colectivo de trabajo, una invitación a personas con conciencia alimentaría, principios ambientales, valores sociales de igualdad y comunidad, con sanos hábitos de vida, que se respeten a sí mismos y a los demás, que procuren la salud, conscientes de compartir un proyecto de vida  además de un empleo, satisfechos de proponer soluciones a la crisis social que vivimos. Es un proyecto de vida, un modo de ser natural, a través de un colectivo de elaboración y venta de productos agrícolas.


Son bienvenidos quienes compartan estos propósitos en bien de la alimentación, la infancia y la salud, y que estén acostumbrados al esfuerzo y  a madrugar, a compartir códigos de ética, valores y principios humanistas, a trabajar por la infancia, a empeñarnos en la educación alimentaria.

El “trabajo colectivo” es un modo resolver de forma simple y sencilla nuestras necesidades, complementado con el intercambio sin moneda, y la resolución de garantias de calidad a productos defectuosos, a través del derecho conciliatorio.

Urge un colectivo que promueva el consumo  diario de la semilla integral de cacao, para liberar al agricultor de las injustas condiciones del "mercado" internacional, en México se compra mayormente  para el chocolate industrializado, falta el consumo cotidiano y generalizado de SEMILLA de cacao por parte de toda la población, hay que lograr que se consuma diario y no solo en Navidad, Pascua, San Valentín y los Reyes Magos.

 

El cacao no enferma. Enferma el exceso de azúcar y químicos del chocolate industrial.

 

Un colectivo que apoye a los niños, un colectivo que trabaje por y con la infancia en la educación alimentaria. Por lo que urge eliminar esquemas culturales nocivos para la salud, entorno a la comida, como las ideas impuestas sobre lo que es sabroso y lo que es desagradable, educar en la sensorialidad del gusto a los niños y dotarlos de las herramientas y lenguaje que les permita, superar su analfabetismo del gusto, que es otro canal de comunicación y expresión, la ignorancia alimentaria y las tradiciones insanas en la comida no son cultura positiva para el bienestar del ser humano.  La comida “mexicana” (mestiza) es una explosión de pasiones para olvidarnos del hambre, es una comida que surge en la colonia de la necesidad de “engañar al estómago”, que se ha hecho vicio y diabetes, siempre que hay guerra hay miedo a morir de hambre, y eso se impone de padres a hijos, no tenemos por que dejarnos influenciar por distorsiones como "master Chef", en cambio desconocemos la verdadera comida indígena que es sana, simple, y deliciosa, integral, ligera y fresca, como el Cacao.

 

El cacao es un mensaje que se bebe, un discurso que se prueba y se toca de modo tan tangible que se ingiere: Detrás del amargo hay un dulce tesoro para toda la vida. descubre lo dulce del amargo y reduce lo amargo del dulce.

Si crees que coincides con estos objetivos, y deseas aprender y trabajar escríbenos. Estamos para servirte.